Publicidad

Opinión

 
   
Queremos que apuesten por el fútbol femenino
      El pasado mes de junio, la escuela de futbol municipal de La Cabrera promovió la creación de un ...
Más antigua, pero siempre proscrita: Sieteiglesias
      José Enrique Centén MartínSieteiglesias, apareció fugazmente en el programa  Ruta 179 de ...

Homenaje al exilio francés en "Los Barracones" en Bustarviejo

 

 

 

El día 6 de Febrero los Barracones del Destacamento Penal de Bustarviejo tuvieron una visita especial. Los Barracones recibieron la visita de un grupo de franceses, algunos descendientes de exiliados españoles en Francia y de una asociación de exiliados del Chile de Pinochet. La Asociación por la Memoria Histórica de los Barracones organizó una jornada vespertina que incluyo un recorrido por el recinto; un acercamiento a la vida de los presos políticos en el franquismo y una representación teatral.
Los visitantes fueron recibidos por un tiempo frío, desapacible; un pálido reflejo de los que, debieron vivir en los años 40 y 50 los presos destinados a estos destacamentos y sus familias que vivían en una precaria situación en construcciones alrededor del Destacamento.

 

Memorias (republicanas) de la Sierra Norte Rafel Álvarez El Gallo, el deportado (II)

 

 

 

Fernando Hernández Holgado

Hace unos meses interrumpíamos esta serie con Rafael Álvarez Fernández, El Gallo, el tercer componente de aquel grupo de jóvenes inquietos, en lo cultural y en lo político, que había brotado en Buitrago del Lozoya al calor de la Segunda República, junto con Eugenio Arias y Victorina Rodrigo. Tras hacer una breve semblanza biográfica, tan parecida a la de Eugenio en su movilización en el Quinto Regimiento durante la guerra, nos habíamos interrumpido en su paso por los campos de concentración nazis en territorio austríaco: Vöcklaburg y Ternberg-Mathausen.

Rafael Álvarez El Gallo, el deportado Memorias (republicanas) de la Sierra Norte

 

 

 

Fernando Hernández Holgado

Rafael Álvarez Fernández, más conocido como El Gallo, era el tercer componente de aquel grupo de jóvenes inquietos, en lo cultural y en lo político, que había brotado Buitrago del Lozoya al calor de la Segunda República: el llamado "Círculo Cultural" en la actual calle Tahona, antigua del Progreso. Se trataba de un local que servía de salón de baile y sede de un grupo de teatro aficionado compuesto por el propio Rafael, Victorina Rodrigo y Eugenio Arias, este algo mayor que los primeros. Nacido en 1915, Rafael era hijo del que por aquel entonces era secretario municipal, José Álvarez Ayala. Su prematura muerte obligó a Rafael a abandonar la escuela y a trabajar en la ganadería con trece años.

Se presenta la 2º edición del libro "LA SIERRA CONVULSA"

 

 

 

 

Tras su primera presentación en público, realizada en el salón de actos del IES Marqués de Santillana, en abril de 2015, sus autores, Roberto Fernández Suárez, Fernando Colmenarejo García, Antonia Corona Bartolomé, Carmen Saenz de Miera Santos y Juan Ignacio Vasco Encuentra, han realizado una segunda edición de su libro "La Sierra convulsa. Guerra civil y primer franquismo en la sierra de Guadarrama durante el periodo comprendido entre 1931 y 1941; dando así respuesta a la extraordinaria acogida que ha tenido en las poblaciones donde se ha presentado este estudio, como en Colmenar Viejo, Miraflores de la Sierra, Soto del Real, Rascafría, Bustarviejo, Buitrago y Madrid, entre otras más.

Memorias (republicanas) de la Sierra Norte Victorina Rodrigo, la enfermera (II)

Victorina72135

Fernando Hernández Holgado

Continuamos esta semana con Victorina Rodrigo (Buitrago del Lozoya, 1916), hija del primer alcalde republicano de Buitrago y enfermera durante la guerra primero en esta población y después en Hoyo de Manzanares y en Guadalajara. "Trabajó mucho durante la guerra", nos recuerda su hermano Víctor, y hay que imaginar lo que supuso aquella experiencia –bombardeos, afluencia constante de heridos- para una joven de veinte años como ella. Finalizada la contienda, y encarcelados sus padres, Víctor y Juana, Victorina volvió a Buitrago para cuidar de los hermanos menores que habían quedado en el pueblo. No salió ya de la población, haciéndose cargo de la antigua carnicería y almacén de vinos de la plaza de la Bellota, en el mismo edificio donde vivía la familia, y trabajando al mismo tiempo de enfermera, "sin cobrar nunca ni cinco" como gusta de recordar su hermano Víctor.

 

Contacto

  • Ángel Herranz
  • Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.
  • 607 477 535

Boletín online


Mediante esta suscripción recibirá boletines con una periodicidad no menor de un mes por envío. Puede ejercer el derecho de cancelación en cualquier momento e, inmediatamente, dejará de recibir nuestro boletín.
 

Contacto

  • Francisco Sueiro
  • Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.
  • 699 351 657