Publicidad

Opinión

 
   
El Escupitajo
José de Villamisar - Desde PEÑALABRA El pasado miércoles día 21 se desarrolló en el Congreso de los Diputados, como ...
LA PLATAFORMA VECINAL SIERRA NORTE-SOMOSIERRA EXPRESA SU REPULSA A LA ACTITUD ANTIDEMOCRÁTICA DE LA ALCALDESA DE HORCAJUELO Y DIPUTADA DE GARRIDO
LA PLATAFORMA VECINAL SIERRA NORTE-SOMOSIERRALa Alcaldesa y Diputada de la Asamblea, Lucía Fernández Fernández, ha ...
EL ATEO ESPECÍFICO (de Martín Caparros)
Chimo Marcos  Con este título, escribe una buena columna en el Pais Semanal este conocido escritor y lo títula ...

Rafael Álvarez El Gallo, el deportado Memorias (republicanas) de la Sierra Norte

 

 

 

Fernando Hernández Holgado

Rafael Álvarez Fernández, más conocido como El Gallo, era el tercer componente de aquel grupo de jóvenes inquietos, en lo cultural y en lo político, que había brotado Buitrago del Lozoya al calor de la Segunda República: el llamado "Círculo Cultural" en la actual calle Tahona, antigua del Progreso. Se trataba de un local que servía de salón de baile y sede de un grupo de teatro aficionado compuesto por el propio Rafael, Victorina Rodrigo y Eugenio Arias, este algo mayor que los primeros. Nacido en 1915, Rafael era hijo del que por aquel entonces era secretario municipal, José Álvarez Ayala. Su prematura muerte obligó a Rafael a abandonar la escuela y a trabajar en la ganadería con trece años.

 

Memorias (republicanas) de la Sierra Norte Victorina Rodrigo, la enfermera (II)

Victorina72135

Fernando Hernández Holgado

Continuamos esta semana con Victorina Rodrigo (Buitrago del Lozoya, 1916), hija del primer alcalde republicano de Buitrago y enfermera durante la guerra primero en esta población y después en Hoyo de Manzanares y en Guadalajara. "Trabajó mucho durante la guerra", nos recuerda su hermano Víctor, y hay que imaginar lo que supuso aquella experiencia –bombardeos, afluencia constante de heridos- para una joven de veinte años como ella. Finalizada la contienda, y encarcelados sus padres, Víctor y Juana, Victorina volvió a Buitrago para cuidar de los hermanos menores que habían quedado en el pueblo. No salió ya de la población, haciéndose cargo de la antigua carnicería y almacén de vinos de la plaza de la Bellota, en el mismo edificio donde vivía la familia, y trabajando al mismo tiempo de enfermera, "sin cobrar nunca ni cinco" como gusta de recordar su hermano Víctor.

Memorias (republicanas) de la Sierra Norte Juana del Pozo Sanz, la republicana

 

 

 

Fernando Hernández Holgado

La historia de la Segunda República y de la Guerra Civil, como cualquier otra Historia con mayúsculas, se ha ocupado poco de las mujeres. Mayormente en el caso de la segunda, dado que las versiones épicas y militaristas de los conflictos armados han tenido como únicos protagonistas a los varones guerreros, entronizados en héroes.
Viene esto a cuento de la presencia en estas historias-memorias republicanas de algunas mujeres que hemos citado ya en anteriores entregas. Es el caso de Juana del Pozo Sanz, natural de Gandullas, esposa de Víctor Rodrigo Horcajo -alcalde republicano de Buitrago en julio de 1936- madre de ocho hijos y miembro de las Juventudes Socialistas en 1934. Habíamos mencionado ya a Juana del Pozo, que había sido cofundadora del partido de Izquierda Republicana en 1936 y participado activamente en la campaña electoral de las decisivas elecciones del 16 de febrero de aquel año, las que dieron la victoria al Frente Popular. Según propia declaración –ante el juzgado, cuando fue interrogada en 1939 y otra vez en 1943 por un tribunal franquista- afirmó que su actividad política se limitó "en 1936 a acompañar a las personas que iban a votar desde Gandullas a Piñuecar, debido a ser la dicente afiliada a Izquierda Republicana".

Memorias (republicanas) de la Sierra Norte Victorina Rodrigo, la enfermera (I)

 

 

 

Fernando Hernández Holgado

Hablábamos en el último Senda de una mujer comprometida con la causa republicana, Juana del Pozo, a propósito de la escasa importancia que tradicionalmente se ha dado a las mujeres en la Historia de la Segunda República y Guerra Civil, siempre tan inclinada a la épica masculina. Hoy hablaremos de su hija, Victorina Rodrigo, actualmente viva, y de sus vivencias como joven republicana de aquel entonces: adolescente en 1931, y formada y fogueada como enfermera durante los escasos pero trascendentales años de la guerra.

Memorias (republicanas) de la Sierra Norte Eugenio Arias, el barbero (I)

Fernando Hernández Holgado

"En mi pueblo nunca pasamos hambre. Podíamos en última instancia cazar conejos o pescar truchas en el Lozoya. Pero la comida era algo valioso para nosotros".

En Vallouris (Francia), pocos años de morir, Eugenio Arias Herranz evocaba con emoción su población natal de Buitrago a la luz tamizada de sus cuarenta años de exilio: su paso obligado de rocas, el hermoso abrazo del Lozoya, el edificio de la iglesia con su patio árabe, la que ardería en 1936. Pero en el Buitrago del primer tercio del siglo XX la supervivencia era ciertamente difícil para una familia como la suya, cuya madre, Nicolasa, había sido pastora en Robledillo y cuyo padre, Pedro, regentaba la sastrería del pueblo. A los siete años Eugenio ya sabía coser pantalones y hacía de recadero. A los nueve tuvo que dejar la escuela, que tanto le gustaba, para ponerse a trabajar y ayudar en la barbería de su tío Pablo. Cuando este murió, Eugenio, que contaba trece, se hizo cargo del negocio, en una estrecho inmueble de lo que ahora es la plaza del ayuntamiento y antes era de la de San Juan.

 

Contacto

  • Ángel Herranz
  • Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.
  • 607 477 535

Boletín online


Mediante esta suscripción recibirá boletines con una periodicidad no menor de un mes por envío. Puede ejercer el derecho de cancelación en cualquier momento e, inmediatamente, dejará de recibir nuestro boletín.
 

Contacto

  • Francisco Sueiro
  • Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.
  • 699 351 657