Publicidad

Opinión

 
   
Un pueblo Inventado - Sobre Valdetorres
Si Se Puede Valdetorres Jarama*Aviso legal: cualquier parecido con la realidad es pura coincidencia (o no).Había una ...
Respuesta al Comunicado del Ayuntamiento de Manzanares El Real sobre la Deuda 0 y sus falsas informaciones
Ante las falsas noticias enviadas por el Ayuntamiento de Manzanares El Real, no tenemos más remedio que salir al paso ...
RAJOY / PP o VICEVERSA
Chimo MarcosTítulo así esta columna por no tener clara la idea que en ella desarrollo y es que: ¿ Qué fue antes, la ...

Paco Alcaraz, un Indalo en la Sierra Norte

PacoAlcaraz61Francisco Alcaraz nació en Almería en el año 1926, y con su 92 años reside en Garganta de los Montes, junto a su hijo. En ese intervalo ha pasado por Madrid, Paris, Brasil, Alemania Suiza... y Sañalda en la Sierra de Ayllón. Nos sentamos a charla en el bar el Canario de Garganta, con su hijo Paco. Es nuestro personaje de Mayo.

¿Cuáles son sus primeros recuerdos?
Una bomba cayo en mi casa, sobreviví porque estaba debajo de una escalera. El Socorro
Rojo Internacional, estuvo a punto de llevarme a Rusia, con otros niños, pero mi hermana aunque era comunista, no quiso. Por eso me cogió el Auxilio Social y me quede. Yo desde muy niño empece a dibujar hasta que entre a la Escuela de Artes y Oficios de Almería, me cogieron con siete años al ver mis dibujos, cuando lo normal era que fuera con nueve. Y a las 19 me nombraron ayudante de profesor.
En Almería formó parte del grupo Indalo. ¿Quiénes eran?
Más Imágenes
Indalo es un invento que hizo mi maestro Perceval, (un gran pintor, que hacía muchos santos para reponer los que se perdieron en la guerra) en la época del hambre se agudiza el ingenio. Teníamos mucha ganas de cachondeo, yo trabajaba con él. Se invento el concepto de Indalo, éramos siete personas al principio. Los siete magníficos Ibamos a las cafeterías a hablar, divertirnos. Nos acusaron de rojos, y nos tuvieron que examinar dos psiquiatras, que nos dijeron que éramos sólo artistas.
Teníamos como punto de partida la cultura almeriense, ancestral y mediterránea. Los denominados indalianos, agrupados alrededor de la figura de Jesús de Perceval, reivindicarán una regeneración estética basada en los valores tradicionales de la zona sur frente a las vanguardias del norte, que se traducirá en una pintura de realismo "moderno". Estos artistas plasman tanto el paisaje almeriense, como a los seres humanos que se identifican con él, de una manera muy singular, generando así una iconografía emblemática de toda la provincia y en concreto de la ciudad.
De Almería a Paris, pasando por el Café Gijón
Yo fui el único del grupo que se fue a Madrid. Yo participé en una exposición en el Café Gijón, que tuvo mucho éxito; allí conocí al embajador francés, que me invitó a acudir a la embajada para pedir una beca para ir a Paris que consiguió. Me beco al Colegio de España. Fui secretario de la embajada de Cuba. Y después empece a trabajar haciendo marcos para pintores, Picasso y Dali entre ellos. El Colegio de España de la Ciudad Internacional Universitaria de París, dependiente del Ministerio de Educación, Cultura y Deporte español, celebró en octubre pasado el 30 aniversario de su reapertura, con una exposición de obras de artistas españoles residentes en dicho centro, en el año 1952, entre los que estuve yo, Paco Alcaraz.
"En el año 1947, llega a Madrid, para la exposición que se celebra en el Museo Nacional de Arte Moderno de artistas indalianos, y decide quedarse.  Pinta, esculpe, talla, restaura... una actividad imparable que le llevará a París en el año 1950 ciudad en la que vivirá hasta 1963 en que regresa a Madrid. Gracias a una beca del gobierno francés se traslada a París para frecuentar la Escuela del Museo del Louvre y estudiar allí el impresionismo francés. Con José María Torres tuvo la oportunidad de trabajar como restaurador en las obras maestras de las grandes catedrales como Nantes, Chartres o el Palacio de Versalles. Tras trece años de residencia en Francia se traslada a restaurar obras de Patrimonios artísticos extranjeros, visitando Bélgica, Inglaterra, Alemania, Suiza y España, donde fija finalmente su residencia y tiene la oportunidad de restaurar la Inmaculada de Murillo en la Catedral de Almería".
Alguna historia con Picasso
Picasso quería marcos naturales, sin tratarlos para que el tiempo les diera color. Una vez, lleve unos marcos para unos cuadros que Picasso iba a enviar a Rusia, de varios estilos, y Picasso me pregunto por las virutas, yo me quede sorprendido. Les dije que estaban para el suelo, para quemar, pero el me dijo que las quería para mandárselas a los rusos para que aprendieran a tallar.
Dalí era más raro, con sus cosmogonias, estaba en otro mundo.
"Sus trabajos de restauración, su habilidad en la creación de marcos para cuadros que usaron Picasso, Juan Gris o Rouault. En los años 60, el Círculo de Bellas Artes le dedicó una exposición a Francisco Alcaraz, "El marco en el arte: cuadros de los siglos XVII al XX".
Y ahora en Garganta
Vivo en Garganta con mi hijo. Me llevo con todos bien. Hago tertulias, me piden consejo sobre la pintura, niños que vienen a enseñarme cosas.
Es amigo de las tertulias
El Café Gijón, estaba cerca de mi casa-taller-estudio de la calle Prim. Me gusta conversar, hablar, eran unas tertulias con muchos artistas. Aquí en Garganta también los hago con mis vecinos.
Paco Alcaraz se ha integrado en el paisaje de las calles de Garganta de los Montes. Ahora su paso es más vacilante con sus más de noventa años, pero siempre con una Sonrisa y una palabra.
Si quieren conocer más de este almeriense, en la red tecleando Paco Alcaraz, indaliano, obtendrá decenas de referencias.

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar

Escrito por Senda Norte
 

Contacto

  • Ángel Herranz
  • Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.
  • 607 477 535

Boletín online


Mediante esta suscripción recibirá boletines con una periodicidad no menor de un mes por envío. Puede ejercer el derecho de cancelación en cualquier momento e, inmediatamente, dejará de recibir nuestro boletín.
 

Contacto

  • Francisco Sueiro
  • Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.
  • 699 351 657