Publicidad

Opinión

 
   
El Pícaro
Desde PEÑALABRAJosé de VillamisarA finales del siglo XV y principios del XVI, aparece en España un personaje labrado ...
2,9 millones de euros en modernizar las explotaciones agrarias
La Comunidad de Madrid invertirá 2.920.000 euros en financiar ayudas a la modernización de las estructuras agrarias de ...
Grietas en la Independencia
José de Villamisar - desde PEÑALABRADesde que Carme Forcadell y otros cinco miembros de la Mesa del Parlamento catalán ...

Antonio Martínez Ruiz formación para los oficios artesanos

PersonajeAntonioIMG 1517Es madrileño y tiene 61 años. Vive en Uceda desde hace dos décadas y está vinculado a su taller de mimbre desde hace más de 15 años, cuando se instaló en el polígono Torrearte de Torremocha. En la actualidad, está muy implicado en la puesta en marcha de "Trama Formación" un espacio que comparte con artesanos de otras materias como el cuero, la talla de madera, la encuadernación o los bonsáis para poder enseñar este tipo de oficios manuales, vinculándolos al diseño, el arte y las nuevas tecnologías.

¿Por qué te dedicaste al mimbre?
Tras años vinculado al diseño, el azar me dio la oportunidad de conocer a un experto en fibras vegetales, lo que hizo posible que, en el año 1988, pusiera en marcha este taller dedicado a la investigación y actualización de la cestería en mimbre. Lo que pretendo es conocer y profundizar en el oficio, pero también transgredir, unir mi diseño personal. Mezclar tradición y vanguardia.
En 1992 se concede a Taller de Mimbre el título de Industria Artesana. Posteriormente colaboré con el Ministerio de Trabajo como asesor técnico para el reglaje  de oficios y ocupaciones dentro del sector Fibras Vegetales. Desde esa fecha, imparto cursos tanto a instituciones públicas, asociaciones y a particulares en mi taller.
En la actualidad, me dedico a la formación y a la producción de obra, tanto de cestería tradicional como creativa, así como obra de autor destinada a exposiciones e instalaciones. Por eso incorporo otros materiales como la madera en la que hago policromías, el metacrilato o diferentes tecnologías de iluminación led.
¿ Y cómo te ha ido?
Con la aparición de los plásticos y de las importaciones, el uso del mimbre en la vida cotidiana descendió mucho. Cuando yo me introduje en este mundo, ya era consciente de la regresión de los oficios artesanos. Por eso he intentado siempre aplicar un diseño propio a lo que hago, no basarme en moldes. Intentar unir el oficio tradicional y útil con la vanguardia y el diseño.
Por otra parte, no somos muchos los que hacemos estas cosas. Hay muy poco talleres dados de alta en España. Por eso gran parte de mi trabajo tienen que ver con la formación. Hay muy pocas personas que podamos enseñar, hoy en día, este oficio.
¿Cómo surge Trama Formación?
Con la unión y el interés de un grupo de talleres con las mismas inquietudes y la necesidad de comenzar un proyecto conjunto. Hasta ahora habíamos impartido mucha formación lúdica pero nos parece importante poder realizar formación para enseñar los oficios que sabemos. No hay nada reglado a nivel institucional para la formación en oficios. Por eso nos parecía importante generar un referente en la Sierra Norte, impartiendo talleres de mimbre, talla de madera, cuero, bonsais y encuadernación. Queremos, además, relacionar nuestros oficios con el diseño, el arte y las nuevas tecnologías. A este proceso podrán ir incorporándose otros oficios con programas formativos.
En la actualidad estamos arrancando con la población local y está funcionando bien. Nuestro reto ahora es empezar a darnos a conocer fuera de la Sierra para que se incorporen personas que están interesadas y que no viven por aquí.
Os sentís apoyados por las instituciones
En general, en este país, no hay una cultura del arte. Esperemos que esto vaya cambiando como en otros países de Europa. Porque pienso que somos un potencial, algo que vender, que mostrar. En la Sierra, por ejemplo, sería un complemento muy interesante para el turismo ofrecer rutas que tuvieran que ver con los museos en el entorno rural, con los oficios artesanos, con instalaciones en el medio... Sin embargo, parece que se potencian solo el senderismo y la gastronomía, que no están mal, pero no es lo único.
¿La artesanía es cara?
Yo creo que no. En mi taller puedes encontrar cestos por 15€, espejos por 100€ o murales en los que combino el diseño, la pintura, la talla y el mimbre por 300... Se trata de acostumbrarnos a cambiar el hábito de consumo. Cuando hacemos un regalo, por ejemplo, pocas veces pensamos en productos artesanos que tienen una gran calidad y que son especiales. Se trata de cambiar los hábitos de consumo, igual que se hace con la alimentación y apostar por un consumo sostenible y productos locales.

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar

Escrito por Senda Norte
 

Contacto

  • Ángel Herranz
  • Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.
  • 607 477 535

Boletín online


Mediante esta suscripción recibirá boletines con una periodicidad no menor de un mes por envío. Puede ejercer el derecho de cancelación en cualquier momento e, inmediatamente, dejará de recibir nuestro boletín.
 

Contacto

  • Francisco Sueiro
  • Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.
  • 699 351 657