Publicidad

Ultimátum de los alcaldes al Ministro: Cercanías hasta Soto ya

Los alcaldes de Miraflores, Manzanares y Soto del Real han remitido una carta al Ministro de Fomento exigiendo una reunión en los próximos 15 días para dar explicaciones del "absoluto incumplimiento de los compromisos adquiridos por el Ministerio", y advirtiendo de que en caso de no ser concedida dicha reunión en plazo se convocarán movilizaciones ciudadanas acudiendo al propio Ministerio.
Esta reacción de los alcaldes es consecuencia del reiterado incumplimiento de los plazos comprometidos para la ejecución de las obras y de la negativa durante meses del Ministerio a recibir a los alcaldes para informarles sobre la situación.
Después de las movilizaciones convocadas en otoño de 2015 por los ayuntamientos de los municipios afectados el Ministerio reunió a los alcaldes para explicarles que el proyecto se estaba redactando y se finalizaría en el verano de 2016, para posteriormente iniciar las obras y tener el servicio operativo en 2019.

 

La Opinión sobre el GALSINMA por la Asamblea de Izquierda Unida de Buitrago del Lozoya.

La asamblea de Izquierda Unida de Buitrago del Lozoya, ante el escrito publicado en el periódico "Senda Norte", sobre el GALSINMA el 10/08/2017, queremos manifestar nuestra opinión sobre el mismo:
Viendo el contenido del documento tanto en la introducción, gestión y asamblea, carta de D. Ángel Riomoros (Gerente del Galsinma), respuesta de D. Ángel Martínez (Presidente de Galsinma, además de Presidente de la Mancomunidad Sierra Norte y Alcalde Presidente de Buitrago del Lozoya), no nos extraña que Galsinma se encuentre en tan penosa situación, siendo un mal endémico que viene de años atrás, según se desprende del propio escrito.
1- Decir que estamos convencidos que el 80 % de los ciudadanos de los 42 pueblos que se incluyen en el Galsinma, no tienen ni idea que es este organismo, para que esta creado, que funciones tiene, para que sirve, ¿y sabéis porque?, porque no existe ni ha existido ningún tipo de información para el conjunto de afectados (nosotros, los ciudadanos).

INVITACIÓN

Rafael de Frutos Brun
Queridos convecinos/as: Desde la confianza y la amistad que nos proporciona la proximidad de nuestros pueblos, me permito hacer una invitación a todos los que nacimos allá por la década de los años 30-40 para contar nuestras vivencias, historias, avatares, amoríos, alegrías y desconsuelos que durante tantos años hemos vivido. No importa si hemos sido universitarios, labradores, ganaderos o comerciantes. Sobre todo somos "serranos" y de ello estamos orgullosos. Para ello tenemos una puerta abierta en SENDA NORTE donde podemos dejar plasmado todo lo vivido. Seguro que a muchos les gustará conocer historias de la tierra que nos vio nacer.

EL CORRAL DE LOS........
"Eran los diez y nueve días del mes de diciembre del año de 1827 cuando..." sucede un desgraciado accidente en el pueblo de Montejo, que el cura de turno deja sentado en la partida de defunción, que dice los siguiente: "Yo, el infrascrito cura propio, di sepultura eclesiástica a los cadáveres de dos hombres que desgraciadamente fallecieron arrecidos en el término de este pueblo, según resultó del conocimiento efectuado por dos facultativos nombrados para el efecto por el Señor Alcalde Mayor de Buitrago, y según las noticias que se han tomado en personas verídicas, resultó que se llamaban Carlos, de Boceguíllas, que venía a vender aguardiente a estos pueblos, y el otro Mateo, natural de Peralejo (obispado de Sigüenza), de la provincia de Soria, de estado casado y sargento retirado, según constaba en el pasaporte que se le encontró en el bolsillo. Traía (Mateo) un macho con platos que fueron vendidos en este pueblo y el macho fue llevado a Buitrago por disposición de la autoridad; en la misma villa fue también vendido por el juez el borrico que traía Carlos. Y para que conste lo firmo fecha ut supra".

EL ETERNO EFECTO DE LA DESPOBLACION EN LOZOYUELA (II) EL COTO

Carlos Pérez
En articulo precedente dedicado al CORTIJO que perdura en mi Pueblo desde tiempos de la despoblación y afecta a todo ámbito local (Senda Norte 235, Agosto 2017), se explica la historia de este dañino proceso y se enumeran los frentes donde ahora los vecinos toman cartas en el asunto para restituir razón y derechos tras años de fosilizado y desvergonzado abuso de lo ajeno, que ahora obliga a que la cura conlleve escozor para los que abusaron, como ya hay ejemplos. Uno de los frentes está en el COTO.
El coto PRIVADO M-10799 (Solicitud 1-10-1981), de 50.760.000 m2, nació gracias a la cesión, no unánime, por los propietarios, de los derechos de explotación cinegética en sus fincas y permiso para su gestión al Ayuntamiento, a cambio del compromiso del respeto, cuidado y mantenimiento del entorno (Cañadas, paredes, fuentes, daños ocasionados, etc.) y de las buenas costumbres y cautelas para una actividad así, que los naturales del lugar aprendimos de nuestros Padres cuando se mimaba el entorno, era medio de vida y la caza una necesidad, hoy es ocio y para algunos negocio, lo que ha disuelto con el tiempo aquellas esenciales prioridades, principios y cautelas, causa del conflicto que relatamos.

POMPAS FÚNEBRES

Chimo Marcos
Utilizo ex profeso esta definición ya anticuada, o en todo caso relativa solamente a los fallecimientos de famosos, para resaltar lo que los modernos entierros tienen de distinto cuando se los compara con los que se hacían antes. Y no voy a referirme solamente a los pomposos, sino a los de todo el mundo.
En primer lugar está el sentimiento humano. Nadie duda en principio que aquellos que preparan un funeral (¿o debemos llamarlo solamente entierro?) tienen en mayor o menor medida dolor por la pérdida del ser que se pierde en aquellos momentos, pero ese sentimiento no será seguramente muy diferente al que hería a esas mismas personas hace 30, 50 o más años y en cambio lo que es muy diferente es la forma en que nos comportamos con el paso del tiempo.
En primer lugar llama la atención ver lo que ha pasado con el costo de un entierro, digamos normal. Quizás porque aquellos que yo recuerdo eran realizados por los ayuntamientos; no incluían ningún lujo, como no fuese en la adquisición de un ataúd; los más comunes eran todos al mismo precio, que estaba de verdad al alcance de cualquier familia, si bien los más necesitados podían tener que pedir algún préstamo, pero que nunca les arruinaba. Igualmente mucha gente tenía seguros para el deceso. Recuerdo que la compañía Ocaso (todavía vigente hoy en día) tenía un seguro que se pagaba mensualmente y que no suponía una detracción de los ingresos de cualquier familia, pues tenía una póliza con pagos prácticamente ridículos.

 

Contacto

  • Ángel Herranz
  • Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.
  • 607 477 535

Boletín online


Mediante esta suscripción recibirá boletines con una periodicidad no menor de un mes por envío. Puede ejercer el derecho de cancelación en cualquier momento e, inmediatamente, dejará de recibir nuestro boletín.
 

Contacto

  • Francisco Sueiro
  • Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.
  • 699 351 657