Publicidad

La Guardia Civil en peligro de extinción en la Sierra Norte

Angel Herranz Guerrero
La Guardia Civil está en proceso de desaparición de la Sierra Norte de Madrid. Se la podría calificar, sin problemas, como especie en extinción. Año tras año, su presencia se reduce, sus patrullas se reducen y tienen que abarcar un área geográfica mayor. Y no es por culpa de los agentes, ni por una actitud hostil en los pueblos de la Sierra Norte.
No.
La disminución de agentes por las restricciones presupuestarias, la no renovación de plantillas, y la concentración de agentes en destinos más apetecibles o "necesarios", hace que zonas como la Sierra Norte se vayan quedando, paulatinamente, desprotegidas.
El número de cuarteles se mantiene, de momento, pero su servicio, en un tema tan sensible como la seguridad ciudadana no es de 24 horas. Son contados los cuarteles que cubren las veinticuatro horas.
Algunos de ellos, a partir de las 14:00 horas cierran sus puertas, y desvían el teléfono de urgencias a otro cuartel.
El último en adoptar esta medida, es El Molar a partir de primeros de septiembre (Lozoyuela, Torrelaguna ya lo hacen). Las personas que acudan a él, para presentar una denuncia, o llamen por una urgencia serán desviados al cuartel de San Agustín de Guadalix.
Más allá de las cifras oficiales, ningún cuartel supera la decena de agentes.
Y esto tiene una consecuencia, porque, aunque algunos lo duden los Guardias Civiles son seres humanos con derechos laborales como una jornada definida, sin horarios y guardias interminables.

 

¿ADÓNDE VAIS?

Chimo Marcos
Pero ¿adónde vais? ¡Que vais como locos¡
Y es que no os fijáis, no os dais cuenta de que vais a morir cualquier día, aunque sea tarde, tarde con respecto a hoy. A lo mejor es que yo me he dado demasiada cuenta de esta desagradable realidad. En todo caso es real y es auténtica y todo el mundo la tiene aceptada sobradamente, pero con muchos añadidos y paralelismos que se supone que la desmitifiquen un poco y nos ayuden a sobrellevar la idea, que, reconozcámoslo, no es agradable.
Digo añadidos porque así es como veo yo el planteamiento que de la muerte tiene el mundo, mejor digamos las culturas, las civilizaciones varias e incluso las más remotas etnias, de ahora o de antes, Neandertales o las mal llamadas Homo Sapiens. Todas ellas, sin excepción, decidieron inventarse una religión, un buscar a un dios, o varios que la justificaran, de algún modo la dulcificaran. El primero fue el que se dio cuenta de que perdía a un amigo, a un amante, a un padre o a un hijo (y perdonar que use el masculino en estos ejemplos, pero es la costumbre, todos sabemos que lo mismo ocurría con el sexo femenino, que desgraciadamente también se morían. )
La primera persona, es decir el primer ser pensante, que vió la crueldad que suponían esas muertes, coligió lógicamente que la suya sería también una más, y algo tenía que justificarlas. Había que inventarse un demiurgo, algo que nos diera esperanza de que todos los esfuerzos realizados hasta llegar a esa edad pensante no serían en vano, y ¿qué mejor ídolo podríamos inventarnos que alguno que fuera capaz de volver a darnos vida; esa misma vida u otra mejor que la que habíamos tenido (no me atrevo a decir disfrutado) hasta la fecha?.
En este nuestro mundo, que a mí también me concierne, hemos descubierto la religión como esa solución . Nuestro Dios nos tiene preparado un Valhalla, un Paraiso, un etc. etc. que nos acogerá con amor y nos devolverá belleza por fealdad, bondad por maldad y eternidad por desaparición a fecha fija. Para ella lo hemos hecho con un Dios monoteísta, por contraste con otras civilizaciones que creen en dioses varios, situaciones también muy variadas y que mayormente vendrían a compensarnos por lo perdido en nuestra desaparición de la tierra.

COBARDIA

Luis Fco. Durán Carretero
Cobardía; Modo de ser o comportarse del que carece de valor o animo ante las adversidades.
Cobarde; Que siente miedo ante situaciones difíciles o demuestra falta de valor para afrontar acciones peligrosas o que conlleva cierto riesgo.
Estas definiciones del diccionario están muy bien pero...na más...son simplemente eso. Definiciones y punto.
Cobardía es, que unos presuntos héroes a la par que supuestos soldados. Lo que tienen soldado es el cerebro y así, es imposible que se puedan desarrollar buenas ideas. Bueno, pues estos supuestos héroes, que presumen de ser tan valientes de querer acabar con occidente, les faltan güevos para meterse con los ejércitos de verdad, los que se supone que son sus iguales. Gente que combate y se parte la cara por dinero...como hacen ellos. Esta es la única religión que conocen todos, pero con esos no se meten, por si salen escaldaos. No, son tan machotes que se dedican a matar a gente corriente, que pasean, que trabajan, que pretenden tener un futuro a base de esfuerzo y sacrificio...que valientes. Esto es cobardía y el que la comete un cobarde de mierda.
Cobardía es la que cometen todos los políticos por sus intereses partidistas y carteristas, por no unirse de una p...vez por todas para acabar con esta lacra. No me refiero solo a los nacionales, sino al conjunto general e internacional. Pero claro, como van a hacer eso, si son ellos mismos los que les venden las armas con las que nos pretenden matarnos a todos. Sí...gracias a todos estos cobardes, nos están matando otros tan cobardes o más que ellos...y encima algunos de estos políticos se desternillan viendo el miedo en la gente...igual les viene bien para sus fines políticos...otra forma de cobardía. Una más entre las diversas formas en que se representa...

Terrorismo

José de Villamisaar - Desde PEÑALABRA
Desde el atentado de las torres gemelas el 11 de septiembre del 2001, el terrorismo islámico se ha convertido en la gran amenaza mundial, que no respeta países, razas, religiones o condición social.
Ya lo dijo Osama Bin Laden aquellos días: "A partir de ahora Occidente jamás vivirá tranquilo", y se está cumpliendo su profecía.
El terrorismo éste es tan complejo que difícilmente los expertos saben como ponerle freno o acabar con ello.
Lo que pasó el paso jueves día 17, en Barcelona, en agosto, y con gran afluencia de turistas, hizo que dejase muertos y heridos de distintos países, es un ataque al turismo, que sin duda repercutirá negativamente en ese sector, que en España como todos sabemos es la gallina de los huevos de oro.
Después de éste atentado, viene la pregunta: ¿cómo es posible que haya gente que vive con nosotros en una sociedad libe y tolerante capaz de hacer semejante atrocidad?, ¿cómo se puede arrollar al mayor número de personas posible, degollar a quién se encuentra en el camino, explotar conciertos, aeropuertos, etc., etc.?, ¿lo hacen por su interpretación de la religión, por el odio a occidente, porqué?.

EL TIEMPO

Chimo Marcos
Hace poco escribí otra columna en la que hablaba, de algún modo, del tiempo cronológico y de su marcha real, además de la aparente, por lo que más me estaba llamando la atención últimamente: la velocidad (Y así titulé la columna). Pero hay algo más profundo y mucho más preocupante en la aprehensión del tiempo, tanto si lo entendemos como épocas, tendencias o vivencias.
La humanidad, ésta en la que nos hallamos incluidos aunque nos pese, ha ido tardando siglos, en todo caso mucho tiempo en ir formalizando montones de cosas cuyo significado ha llegado a ser conocido y aceptado en general por casi todos los que formamos esa humanidad. Pero para que esa aceptación se consolidara han tenido que pasar eso, siglos. Entre las pinturas rupestres de Altamira y los frescos romanos de Pompeya se han deslizado, lenta y penosamente, unos miles de años. De cuando se pintaban cuadros como los prehelénicos a los mismos romanos, también algunos pocos siglos y así, siglo a siglo, se iban inventando modos, formas, trucos en fin que dejaban asombrados en mayor o menor medida a quienes los presenciaban e iban asentándose en el conocimiento general
He elegido la pintura porque es un género que permite comparaciones temporales como pocos para representar el paso del tiempo como elemento necesario para el progreso de cualquier ocupación humana. Pero llega el siglo XIX (en latín es más explícito) y se empiezan a ver "milagros" estos casi siempre de carácter técnico, más que artístico, pero que son los que van a cambiar nuestras vidas de un modo fulgurante y visto con los ojos de aquel siglo, totalmente sorprendentes e increíbles. Probablemente milagrosos, sería lo que manifestaran más a menudo a la vista de los cambios habidos.

 

Contacto

  • Ángel Herranz
  • Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.
  • 607 477 535

Boletín online


Mediante esta suscripción recibirá boletines con una periodicidad no menor de un mes por envío. Puede ejercer el derecho de cancelación en cualquier momento e, inmediatamente, dejará de recibir nuestro boletín.
 

Contacto

  • Francisco Sueiro
  • Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.
  • 699 351 657