Publicidad

Opinión

 
   
QUIM TORRA O LA IMBECILIDAD
Chimo MarcosNo quisiera que se entendiera esta columna como la culminación de un deseo de insultar al inesperado ...
AÑORANZA
Luis Fco. Durán CarreteroEstallan los primeros cohetes en el cielo, indicando que las fiestas del pueblo han comenzado. ...
Regímenes fascistas
José de Villamisar - Desde PEÑALABRAFascista, es todo aquel que no tolera al que piensa de forma diferente a él, el que ...

¡Científicos por un día! Anillamiento científico de aves en familia en la Sierra Norte

En la Sierra Norte de Madrid es posible disfrutar de una jornada de campo para conocer el trabajo científico de biólogos expertos ornitólogos. Visitaremos la Estación de Anillamiento de La Cabrera, donde veremos cómo se capturan, identifican, anillan, miden, pesan y se liberan. Escucharemos distintas explicaciones sobre ecología, biología y anatomía de las aves en general y de las especies capturadas en particular.
Siempre que no sean especies muy sensibles, las aves se pueden observar muy de cerca, además de ser liberadas por algún afortunado, pasando una mañana de actividad científica, amena y lúdica para toda la familia.
Punto de encuentro:

Centro de Innovación Turística Villa San Roque. La Cabrera.
Fechas: Uno o dos sábados al mes, de abril a junio y de septiembre a octubre.

Adjuntos:
flyer-anillamiento2.pdf[ ]95 Kb
 

La Comunidad ultima el Plan de Restauración y Conservación de los Ríos y Humedales

El Gobierno regional está ultimando el Plan de Restauración y Conservación de los Ríos y Humedales de la Comunidad de Madrid, para lo que está llevando a cabo diversos estudios y trabajos que están aportando un resultado y una diagnosis muy completa del estado de conservación de los ríos y de los humedales madrileños que se encuentran catalogados.
El 3 de febrero se celebró el Día Mundial de los Humedales. La Comunidad de Madrid cuenta en su territorio con un total de 23 humedales catalogados. Cuatro de ellos tienen un origen natural y el resto origen artificial, en general como resultado de actividades extractivas que permanecieron en explotación durante varias décadas.

Adjuntos:
Mapa Catalogo humedales_A3.jpg[ ]703 Kb

AVES DE LA SIERRA NORTE. LA LAVANDERA BLANCA

Miguel Ángel Granado
En el mundo de las aves, existen algunas tan curiosas como la Lavandera blanca (Motacilla alba). En nuestro país podemos encontrar tres especies de lavanderas: la boyera que es estival y la cascadeña y la blanca, como residentes. Como su propio nombre común indica, están ligadas a los ríos, se las detecta fácilmente en las orillas o en las piedras que se encuentran en el cauce. Suelen hacer vuelos cortos y rasantes. Con unos 18 cms. de longitud y un peso alrededor de 29 gramos la Lavandera blanca, también conocida como pajarita de las nieves o pitita, será sencilla de identificar: su forma es alargada en horizontal, debido sobre todo a su larga cola, que mueve con un tintineo frecuente; además cuando camina su cabeza también oscila hacia delante y atrás. De tonos negros, blancos y grises, en esta especie existe dimorfismo sexual: los machos tienen manchas negras en la parte posterior de la cabeza, cuello, garganta e incluso en el abdomen; las hembras en esas zonas lucen tonos grises más claros. En ambos sexos las zonas ventrales son blancas y las dorsales grises; en las alas en su zona media aparece una lista blanca que las atraviesa; la cola es oscura con franjas blancas en ambos lados, muy características. De pico y patas negras, el color de sus ojos es marrón oscuro. Los individuos jóvenes tienen los tonos mucho más apagados y su cabeza es gris.

SOBRE EDUCACION AMBIENTAL

Antonio Ruiz Heredia
Maestro. Educador ambiental
Oímos hablar o leemos, casi de manera permanente, sobre Educación Ambiental, bien en prensa o en centros educativos, a conferenciantes e incluso a políticos, si que por ello tengamos perfectamente claro que todo el mundo sepa de lo que está hablando. Se utiliza el término al igual que el comodín de una baraja: cualquier actividad que tenga que ver con "bichos" y en la que se encuentren escolares implicados "es" educación ambiental.
Sucede además, que los profes de las antiguas "ciencias naturales" – que ahora se engloban dentro de lo que se conoce como "conocimiento del medio", son expertos en educación ambiental. Cualquier asociación, grupo juvenil, excursionista, de ocio y aventura o sociedad dedicada al turismo rural, incluye en sus programas las dos palabras mágicas que, de ninguna manera podrían faltar tanto en su vocabulario habitual como en sus planes de "marqueting".

AVES DE LA SIERRA NORTE. LA LECHUZA

Un fugaz y claro reflejo en la oscuridad de la noche. ¿Ha sido real?
El vuelo silencioso de la Lechuza común (Tyto alba; Tyto del griego: onomatopeya de búho, alba del latín albus, blanco) la hace pasar desapercibida pero, por otra parte, su color blanco la delata, especialmente en la oscuridad. Si solo la escuchamos y no conocemos su canto, resultará cuando menos inquietante. Es un siseo, como una puerta que roza y, va adquiriendo más intensidad. Se puede comparar con el silbido de los ofidios. Es por ello, por lo que su voz ha sido utilizada frecuentemente en las películas de terror. La dama de la noche, como se la denomina entre los aficionados a la ornitología, siempre asociada al misterio por ser una rapaz nocturna, no ha recibido buenas críticas del ser humano. Sin embargo, en la antigüedad era venerada y citada, por ejemplo, como mascota de Minerva, diosa de la sabiduría; de hecho, es el símbolo que la representa. Esta admiración cambió hace ya muchos siglos. Su costumbre de ocupar los campanarios ha suscitado comentarios como el de su avidez por el aceite, acusándola de beberse el de las lamparillas de las iglesias. En algunas regiones del norte de España, se la relaciona con la muerte: si la lechuza ocupa tu tejado, sufrirás desventuras; si la escuchas anuncia tu fallecimiento. Se ha dicho que las brujas llevaban lechuzas a las cuevas en sus aquelarres, ligados al diablo. Y, como casi siempre en estos casos, son leyendas alejadas de la realidad. Ave estrechamente ligada al hombre, anida en edificios antiguos, siempre en la parte alta, buscando la tranquilidad: desvanes, graneros, pajares,..., donde tiene facilidad para encontrar su alimento principal: los ratones. Es por ello por lo que, ya sea en casas o en terrenos de cultivo, la lechuza siempre le prestará un buen servicio a su propietario. Tan común como en los pueblos resulta en paisajes abiertos, ocupando huecos de árboles, cuevas o acantilados, ruinas, etc; ausente en bosques densos o zonas de alta montaña.

 

Contacto

  • Ángel Herranz
  • Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.
  • 607 477 535

Boletín online


Mediante esta suscripción recibirá boletines con una periodicidad no menor de un mes por envío. Puede ejercer el derecho de cancelación en cualquier momento e, inmediatamente, dejará de recibir nuestro boletín.
 

Contacto

  • Francisco Sueiro
  • Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.
  • 699 351 657