Publicidad

Opinión

 
   
El Escupitajo
José de Villamisar - Desde PEÑALABRA El pasado miércoles día 21 se desarrolló en el Congreso de los Diputados, como ...
LA PLATAFORMA VECINAL SIERRA NORTE-SOMOSIERRA EXPRESA SU REPULSA A LA ACTITUD ANTIDEMOCRÁTICA DE LA ALCALDESA DE HORCAJUELO Y DIPUTADA DE GARRIDO
LA PLATAFORMA VECINAL SIERRA NORTE-SOMOSIERRALa Alcaldesa y Diputada de la Asamblea, Lucía Fernández Fernández, ha ...
EL ATEO ESPECÍFICO (de Martín Caparros)
Chimo Marcos  Con este título, escribe una buena columna en el Pais Semanal este conocido escritor y lo títula ...

AVES DE LA SIERRA NORTE. LOS ESTORNINOS

DibujoEstorninos251Miguel Ángel Granado
Los estorninos son aves muy comunes, todos los conocemos. Son esos pájaros negros que se posan en los tejados y cantan frecuentemente, con gran variedad de sonidos. También los que forman grandes bandos al atardecer y en ocasiones vuelan todos juntos, dibujando formas peculiares en el cielo; esto es más difícil de observar pero si conseguimos verlo, es uno de los acontecimientos más espectaculares en el mundo de la ornitología. En nuestro país existen dos especies: el Estornino negro y el Estornino pinto. Tienen muchas similitudes por lo que en el presente texto, hablaremos de ambos.
El Estornino negro (Sturnus unicolor) es el más común en nuestro país. En periodo de cría, durante la primavera y el verano, veremos esta especie en la mayor parte de regiones de España. Ave de tamaño mediano, presenta plumaje negro con brillos verdes y púrpuras, exceptuando el pico que es amarillo en verano y gris en invierno y las patas, de color rojizo. Las hembras y machos de segundo año son similares a los adultos excepto en otoño, donde lucen pintas por todo su cuerpo, mucho más numerosas en el caso de ellas; así como los jóvenes de primer año, con motas en el lomo y en el vientre. Se distribuye por toda la península, Ceuta y Melilla. Escaso en la cornisa cantábrica y los pirineos.
EstorninonegroadultoEl Estornino pinto (Sturnus vulgaris) es más norteño aunque en invierno realiza movimientos dispersivos hacia zonas más meridionales de nuestra península, distribuyéndose por toda ella y las Baleares. De tamaño similar, mediano y compacto, en su plumaje domina también el negro aunque los reflejos son púrpuras y violáceos y, sobre todo, presenta motas de color blanquecino, mucho más patentes durante los meses fríos. El pico y las patas son similares al negro. Desde octubre hasta marzo es posible observarle en nuestra comarca, con máximos desde primeros de noviembre hasta finales de febrero.
En cuanto al hábitat, ambas especies muestran preferencia por campiñas arboladas donde construir sus nidos, con pastizales y cultivos donde alimentarse. Abundan también en entornos urbanos, parques y jardines, huertos, etc. En los pueblos hay más abundancia de negro, el pinto se encuentra normalmente en los campos cercanos. La alimentación es similar, consta de invertebrados durante los meses cálidos: saltamontes, escarabajos, y de materia vegetal en los fríos: semillas y frutos; el negro indistintamente unas u otros, el pinto consume más frutos. A la hora de criar prefieren los huecos en los árboles, muros o taludes. El negro es frecuente bajo las tejas en las casas mientras que el pinto no suele anidar en los tejados. Ambas especies son muy gregarias. En los estorninos es común la poligamia, en la que un macho se empareja con varias hembras. El periodo reproductor es muy similar, en el pinto es un poco antes, de marzo a junio, mientras que el negro de abril a julio. Tapizan el agujero con hierbas, ramitas y plumas. Tras la cópula se sucede la puesta, que oscila de dos a ocho huevos aunque generalmente cuatro o cinco. La incubación es tarea casi exclusiva de la hembra y permanece echada de 10 a 15 días. Tras la eclosión los pollos son alimentados durante unas tres semanas en ambas especies; en el caso del negro por ambos progenitores y en los pintos más por las hembras.
Los estorninos son numerosos, con clara tendencia al aumento de sus poblaciones. Las amenazas son mínimas, ya que poseen gran capacidad de adaptación. Únicamente les afecta la hibridación entre ambas especies, al estar cada vez más solapadas en muchos lugares: el pinto ha colonizado España recientemente y se va extendiendo hacia el sur aunque de momento cría únicamente en la cornisa cantábrica, pirineos y zonas de Navarra; puntualmente en el valle del Ebro, Levante y la Meseta norte.
Durante esta época resulta más difícil distinguir ambas especies, desde septiembre a final de año, debido a las mudas: el negro luce un plumaje nuevo en el que se aprecian pintas, especialmente cuantiosas en las hembras de segundo año; en un par de meses las plumas están más desgastadas, desapareciendo las motas. En el caso de los pintos, al completar la muda hacen honor a su nombre y, también son ellas las que presentan más pintas. Así lo habitual es que durante el otoño, las hembras jóvenes de negro muestren más pintas que los machos de pinto. Aún así, existen algunos detalles que los diferencian: las plumas de la garganta son más largas en los negros y, el canto del negro es más variado, imitando a otras especies como la Oropéndola o el Pito real. En estos meses otoñales es muy entretenido mirar a los estorninos para tratar de distinguirlos, ya sea en los tejados o, más comúnmente, en el suelo alimentándose.

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar

Escrito por Senda Norte
 

Contacto

  • Ángel Herranz
  • Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.
  • 607 477 535

Boletín online


Mediante esta suscripción recibirá boletines con una periodicidad no menor de un mes por envío. Puede ejercer el derecho de cancelación en cualquier momento e, inmediatamente, dejará de recibir nuestro boletín.
 

Contacto

  • Francisco Sueiro
  • Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.
  • 699 351 657