Publicidad

Opinión

 
   
FRANCO
José de Villamisar - desde PEÑALABRADesde el año 1975 fecha en la que enterraron a Franco en el Valle de los Caídos, ...
Sustituyen al párroco de La Cabrera por padecer Fibromialgia
Estimado director de senda Norte:Somos un grupo de personas creyentes en la religión católica y muy activos de la ...
EUROPA. ¿UNIDA?, SI, CLARO, POR FAVOR…
Chimo MarcosHemos comenzado a unir a los países europeos – ya hace algunos años – con gran esfuerzo y no muy definidos ...

AVES DE LA SIERRA NORTE. EL PORRÓN EUROPEO

PorronEuropeo243Miguel Ángel Granado
Las aves acuáticas constituyen un grupo bastante extenso, ya que dentro de ellas se engloban varios órdenes como las gaviotas, las garzas, los cormoranes, los colimbos y somormujos, las limícolas, los ánsares, patos y afines, etc. Dentro de estas últimas, las anseriformes, existen tres familias, una de ellas es la anatidae, que se compone de patos, gansos, serretas, eíderes, barnaclas, tarros y porrones. Así pues, los porrones son un género de aves (aythya), que pertenecen a la familia de las anátidas y, dentro del cual, se encuentran patos buceadores caracterizados porque los machos suelen tener patrones de color característicos en el plumaje, como rojizo o negro en la cabeza y cuello además de negro en el pecho; las hembras son de tonos pardos y algunas con zonas blancas alrededor del pico. Dentro de ellos, probablemente el más común sea el Porrón europeo (Aythya ferina), distribuido ampliamente por Europa, Asia y África.
Si observamos un pato compacto de tamaño medio, cuello corto y cabeza triangular, de tono castaño rojizo en ésta y el cuello y con un llamativo iris rojo, se tratará probablemente del macho de esta especie. Además el pecho y la cola son negros; el resto del cuerpo, flancos, dorso y el vientre son grises. La hembra, mucho más discreta, tiene la cola y el pecho de color rojizo apagado, el dorso, flancos y vientre grisáceos y la cabeza amarronada, además de tener el ojo oscuro. Los jóvenes muy similares a las hembras pero de tonos más suaves. Ambos adultos poseen pico oscuro con zona transversal grisácea; la cola es corta y las patas fuertes. Reseñar asimismo que el macho, al finalizar el apareamiento entrando el verano, muda su plumaje al denominado de eclipse; cambian sus plumas y, al estar privados durante este periodo de la capacidad de vuelo, adquieren tonalidades mucho más miméticas, parecidas a las de las hembras, sólo que con la zona dorsal más grisácea. Este plumaje críptico durante la muda (de eclipse), es muy característico en las anátidas. Decir que el protagonista de este mes, es el pato buceador más numeroso en nuestro país. Entre las anátidas existen patos buceadores y nadadores. Los buceadores tienen la cola más metida en el agua y, el cuerpo en general, más sumergido cuando nadan. Las patas están situadas en posición trasera para bucear mejor; esta característica les hace más torpes en tierra y tienen gran dificultad para despegar desde el agua, lo que hace que muchas veces prefieran zambullirse a emprender el vuelo, ante una situación de peligro.
El porrón común o europeo está ampliamente distribuido por nuestra península, criando por diversas zonas húmedas de nuestra geografía. En invierno, como sucede con muchas aves acuáticas, recibimos un buen número de individuos europeos más norteños que nos abandonarán a partir de primeros de marzo, regresando de nuevo a sus latitudes septentrionales. Aún así, disponemos de una población residente de unas 5000 parejas, bien repartidas por diversos lugares en todas las regiones; únicamente está ausente en Canarias, Ceuta y Melilla. En Baleares aunque no cría, existen individuos invernantes. Hablando del hábitat, durante la reproducción escoge lagos someros o relativamente profundos, rodeados de vegetación. Fuera de esta época le podemos encontrar en cualquier curso de agua dulce, incluidos ríos con poca corriente; además de en albuferas, marismas salobres o bahías resguardadas. Al ser un ave buceadora, se alimenta principalmente de plantas sumergidas; complementa su dieta, dependiendo de la época y el lugar, con crustáceos, insectos y pequeños peces.
La fase reproductiva comienza bien entrado marzo, lo habitual es que las puestas se produzcan entre abril y mayo. Tras las cópulas, el macho abandona a la hembra, lo que ocasiona que ella elija el lugar donde poner los huevos y, se encargue en solitario de la incubación y crianza de los pollos. El nido lo sitúa escondido entre la vegetación, aporta materiales como ramitas, plantas acuáticas y hierba seca. Recubre su interior con plumón. La puesta consta de seis a nueve huevos que eclosionarán pasados veinticinco días desde la incubación. Los patitos son nidífugos, siguen a su madre a los dos o tres días de haber nacido; siempre estarán cerca de ella hasta transcurridas unas diez semanas, momento en el cual están completamente desarrollados. Las principales amenazas para esta especie, como para cualquier ave de agua, son las alteraciones o desaparición de las zonas húmedas. Le afectan también la caza, en muchos casos demasiado numerosa y la ingesta de plomo, de los restos de cartuchos. Disfrutemos de la presencia de este bonito pato y tratemos de que permanezca para siempre entre nosotros.

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar

Escrito por Senda Norte
 

Contacto

  • Ángel Herranz
  • Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.
  • 607 477 535

Boletín online


Mediante esta suscripción recibirá boletines con una periodicidad no menor de un mes por envío. Puede ejercer el derecho de cancelación en cualquier momento e, inmediatamente, dejará de recibir nuestro boletín.
 

Contacto

  • Francisco Sueiro
  • Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.
  • 699 351 657