Reunión de modelos sostenibles de gestión municipal de residuos en Redueña

RedeFemmnov17El 6 de noviembre se reunieron en Redueña varios miembros de las Comisiones Pequeños Municipios y de Medios Ambiente de la Federación de Municipios de Madrid (FMM) para trabajar sobre modelos sostenibles de gestión de residuos, tomando como modelos varios ejemplos que se dan en nuestra Comunidad, como son: la planta de compostaje de Cabanillas, la gestión de residuos de la Mancomunidad Valle Norte del Lozoya, la estrategia de residuo cero en El Baolo-Cercerda y Mataelpino, el plan de residuos municipal de Bustaviejo composta y el plan Agroecologico Local de Redueña Composta.
La jornada la abrió el Director General de Medio Ambiente Diego Sanjuanbenito, en la que resalto la necesidad que tenemos de adaptarnos a la Directiva Comunitaria de residuos 98/2008 y a los objetivos marcados en la Ley 22/2011, de 28 de julio, de residuos y suelos contaminados, donde de hay que realizar una serie de cambios a todos los niveles, que lleven a reducir y aprovechar el residuo en origen. También se hablo de los nuevos modelos a adoptar dentro de que se denomina Economía Circular (www.madrid7r.es), que se sustenta en dos grandes pilares el social y el circular, en el que se pone en valor el residuo al transformarle en un recurso, tendiendo hacia el residuo 0 y buscando el crecimiento sostenible.
Desde Europa se cierra el círculo, en cuanto a producción, consumo y gestión de residuos. Se crea empleo respetando el medio ambiente, dando especial valor al territorio, desde donde nace esa especial sensibilización con el medio ambiente, y comienza a usar para después reutilizar.
Dentro de los ejemplos de gestión, comenzó Juan Antonio Montoya trabajador de Galsinma y concejal de Cabanillas de la sierra, expuso el funcionamiento de la planta de Cabanillas de la sierra donde transforman la poda recogida en los pueblos de la sierra norte en compost. Con una inversión de 200.000 euros y unas instalaciones básicas, consiguen elaborar de forma exitosa gran cantidad de toneladas de estos residuos, dándoles una segunda vida y retornando desechos vegetales en un producto de calidad que regresa de nuevo a la tierra. Este proyecto genera dos puestos de trabajo de forma directa.
Angel Martínez Presidente de la Mancomunidad Valle Norte del Lozoya junto con Mariano Picazo, contaron como es la recogida en origen de los residuos de nuestra sierra, los enormes problemas que se encuentran y como a base de mucha educación medioambiental ciertos problemas como son las cuñas verdes también conocidas como puntos sucios de vertido incontrolado, van pasando a ser casos puntuales, al adoptar otro modelos como el puerta a puerta que ofrece la mancomunidad o como con el cierre de estas zonas, se ha visto reducido este problema.
Desde esta Mancomunidad destacan como gran problema la falta de una buena selección de la basura (va todo mezclado, colchones con poda, escombro...), lo que dificulta el vertido de los camiones en vertedero. Sin ir más lejos, desde hace sólo unos días, en Colmenar Viejo ya no dejan entrar ningún camión que lleve ruedas, aparatos eléctricos o y colchones. Esto se traduce en el esfuerzo que deben hacer los municipios que aun tienen contenedores 6M3 para que ninguno de estos elementos entre dentro de los camiones.
Otra gran apuesta de la Mancomunidad ha sido la instalación del contenedor marrón y composteras en varios municipios, sacando el residuo orgánico de la recogida, de modo que este residuo orgánico pasará a compostarse en los municipios evitando que toda esas sobras no retornen al medio ambiente. Otra de las apuesta ha sido el curso de maestro compostador en el que han formados a diversas personas en este ámbito, para que la transformación de estos desechos se haga correctamente.
Blanca Ruiz concejal del El Boalo- Cerceda y Mataelpino expuso el modelo de gestión medioambiental que llevan a cabo en su municipio: el rebaño municipal de cabras, la recogida puerta a puerta, los avicomposteros colocados en los colegios que además de reciclar sirven para educar en valores medios ambientales, entre otros proyectos. Muchos de estas acciones municipales les han sido reconocidos con varios premios y les han otorgado numerosas subvenciones para que sigan realizando este tipo de acciones encaminadas a mitigar los efectos del cambio climático y para que sigan trabajando por la conservación del medio ambiente.
Ruben Sanz Concejal de Bustarviejo, contó el plan de residuos de Bustarviejo, con una selección en origen bien delimitada de los restos vegetal, y un compostaje hecho con lombrices también conocido como vermicompostaje (http://www.bustarviejo.org/bustarviejo-composta/).
La jornada terminó con la visita a las dos zonas de compostaje comunitario de Redueña, el arboreto en donde se ubican varias composteras donde los vecinos echan sus restos de comida, césped, poda...y el avicompostero de la zona agroecológica, donde 7 familias gestoras de este espacio llevan sus restos orgánicos para alimentar a las gallinas y transformar esos desechos en huevos.
Si tenemos en cuenta que entre el 40-50% de los residuos que generamos son orgánicos, y la enorme cantidad de basura que podemos sacar de los vertederos dando una segunda vida a esa basura, que ayude a enriquecer nuevamente nuestros suelos, desde luego el esfuerzo merece la peana, pero tiene que ser entre todos.

Escrito por Senda Norte